header

Imprimir Correo electrónico

Gestus social. Concepto central en la teoría y la praxis escénica del teatro brechtiano. Categoría insoslayable en la escritura, la estética, la filosofía y la puesta en escena del dramaturgo y poeta alemán. Famosa entre otras piezas de teatro, es su Resistible Ascensión de Artur Ui, una lectura fársica del asalto al poder de Adolfo Hitler. En la teoría y el teatro de Bertolt Brecht, el gestus social de los personajes regula la poética del Efecto de Extrañamiento, abre la dialéctica entre la realidad social y el escenario teatral. Cada clase social, cada individuo, tienen un gestus esencial que habla de su posición en el mundo, su carácter, su lenguaje, de su relación con los otros, en un entramado social de clases dirigentes y clases subalternas (Gramsci dixit).

Entonces llama la atención la nueva andanada de espots en Televisa contra López Obrador, donde de manera brutal, pero chistosa (por lo torpe), se compara al mexicano con el alemán Adolfo Hitler, con el italiano Benito Mussolini, con el chileno Augusto Pinochet, y con el otro mexicano –traidor, ese sí– Victoriano Huerta. En principio, si uno ve las fotografías de los Cuatro Jinetes del Terrorismo de Estado, son en verdad físicamente feos, moralmente horribles, malencarados, rígidos, grotescos. Don Andrés Manuel, sin ser un modelo de galán cinematográfico, en verdad no es tan repugnante y feo como los dictadores. Incluso en ciertas fotografías el Peje retrata como tipo simpático y bonachón. Al llamado Presidente Legítimo le han caracterizado como Mesías Tropical (Enrique Krauze en Letras Libres); como payaso; como demente, paranoico y loco; como cacique; como pueblerino y naco; igualito que Hugo Chávez (otra Bestia Negra de la derecha latinoamericana); como tantas cosas. Nomás falta que lo acusen de asesino de diputados y creador de Gestapos y fuerzas armadas especializadas en asaltos parlamentarios.

Ahora, cuando fracasó la leyenda del tesoro en el fondo del mar (con la acción radical de los diputados y senadores del FAP y las adelitas callejeras y festivas), está muy de moda compararlo con el alemán del bigotito ridículo; con el bufonesco italiano que imitaba a los césares del imperio romano; con el peón de los gringos que se prestó al Golpe de Estado contra Salvador Allende; con el gris Victoriano de tristísima memoria en la historia de México. La forzada comparación montada por los propagandistas de la derecha –como decía una tía malhablada– “está miando fuera de la bacinica”.

Pero el gestus también revela la relación con la ideología y la política de los poderes fácticos. Hitler, Mussolini, Pinochet y Huerta servían al poder económico de sus respectivos países, en sus respectivas épocas. Controlaron el poder del Estado por la vía de la violencia física y simbólica, en contra de las izquierdas y los demócratas. Que yo sepa, López Obrador y el FAP no están al servicio del Consejo Coordinador Empresarial, ni de las televisoras, ni de la jerarquía católica. Menos de los intereses de las compañías petroleras norteamericanas. Así, la comparación del espot es absurda y ridícula. Además, como los ciudadanos ya no son menores de edad manipulables, la propaganda goebbelesiana del membrete asociado al PAN, que termina arengando “nuestra democracia está en peligro, nuestra paz está en riesgo”, es y será contraproducente. E ilegal. Y exacerba las pulsiones clasistas y racistas de los ciudadanos conservadores, reaccionarios, que ven a Felipe Calderón como un santo de manos limpias y a Juan Camilo Mouriño como un joven guapo, de clase, millonario gracias a la cultura del esfuerzo, y con un gran porvenir. Si ya comparan a López Obrador con Hitler y sus émulos ¿qué nueva acción plañidera o siniestra utilizaran en otro episodio de la guerra sucia? ¿Por qué será que no exhibieron a Francisco Franco junto con los Cuatro Jinetes del Terrorismo de Estado? ¿Simpatías ideológicas? ¿Tributo al Rey? ¿Alianza con el franquista y bushista Aznar?

Universidad, Autonomía y Debate
John Lennon
Bestias Negras
El futuro de CONARTE
1968: El Movimiento Estudiantil